domingo, 22 de mayo de 2016

El viatge de Carmen Peralta







































Según Carmen Peralta; “El viaje es una simulación del ejercicio que hacemos cuando nos acercamos a un cuadro”.

El conjunto de la obra nos remite a un continuum viaje sin fin, encadenamiento de situaciones que siempre dan pie a la reformularización de un nuevo paisaje, construcciones urbanas de aire mecánico donde no tienen cabida las relaciones humanas ni la vegetación.

La pintura es la base de su trabajo multidisciplinario, donde sus elementos de expresión cambian y evolucionan a partir de los apoyos, la pintura se ha expande formal y conceptualmente, traspasa barreras que las diferentes disciplinas podrían en un principio acotar.

El viaje empieza en un apoyo tela sobre bastidor de gran formato donde el geometrisme mágico y los efectos de la interacción del color nos conducen a la entrada de un tunel donde descubres la salida –luz en una proyección animada del entorno Cinema 4D. Se  acaba concretando de regreso en 24 imágenes objetos que tienen que muestran las pausas en que la artista se regala en su travesía virtual.

"El Viatge" se el proyecto final de Carmen Peralta en el 2016 del Ciclo Formativo de Artes Aplicadas al Muro (Pintura) de L'Escola d'Art i Disseny a Tarragona. 


Microcapsula de "El viatge" de Carmen Peralta en The Grey Square from The Grey Square on Vimeo.

sábado, 23 de abril de 2016

Sospito que la gent conspira per a fer-me feliç de Cristina Ferré







































Cristina Ferré presenta "Sospito que la gent conspira per a fer-me feliç", en The Grey Square, del 23 de abril al 20 de mayo. La muestra está compuesta de una serie de pequeños dibujos y algunas piezas de gran formato.

Según Cristina: "Las obras de esta exposición nacen del hartazgo que en un momento dado siento por la imperiosa imposición de la felicidad en nuestra sociedad y sobre todo, de la idea de felicidad que nos intentan hacer digerir. Estoy harta de libros de autoayuda y filofelicidad, así como de oír a mis compañeros cuan satisfechos y felices están en sus campanas de cristal de Murano pequeñoburgués."

Cristina Ferré usa la cartografía social para diseñar un mapa subjetivo de la felicidad domesticada. Explora los espacios más públicos de las viviendas urbanas, y cotillea en la vida de los otros a través de los objetos expuestos en los balcones. 

Los espacios escogidos son caóticos, y muy lejos de las imágenes idílicas del diseño de interiores: son espacios vividos a la manera singular de sus habitantes, cogiendo una belleza más destrozada que bucólica. Estos objetos simbolizan en la obra del artista la diversidad del sentimiento de felicidad y neutralizan cualquier programa totalitario de experiencias complacientes. La visión de esta guía de viaje por la felicidad de los otros, proporciona un placer indiscreto que sirve para fortalecer la propia singularidad felicitaría.


Microcapsula de "Sospito que la gent conspira per a fer-me feliç" de Cristina Ferré en The Grey Square from The Grey Square on Vimeo.


Artistes sobre Gris 2. Cristina Ferré en The Grey Square from The Grey Square on Vimeo.


"Sospito que la gent conspira per a fer-me feliç" de Cristina Ferré en The Grey Square from The Grey Square on Vimeo.

Catálogo digital de la exposición "Sospito que la gent conspira per a fer-me feliç" de Cristina Ferré:

viernes, 8 de abril de 2016

No hay nada que temer de Jorge Manilla








































The Grey Square presenta la exposición "No hay nada que temer" de Jorge Manilla, del 8 al 15 de abril de 2016. Muestra producida por la EADT, englobada dentro de los actos de celebración del 40 aniversario del Taller de Joyería de la EADT. 

Manilla traspasó hace tiempo las fronteras de su país y es requerido constantemente para mostrar su trabajo en diferentes centros mundiales. Es que la joyería, cada día más, ingresa al circuito del arte para instalarse por siempre.

El reconocido joyero nos presenta una nueva búsqueda. Una serie de joyas-objetos que funcionan como punto de partida para su proyecto de investigación de doctorado en la Academia de Bellas Artes de Amberes, Bélgica.

Él plantea una confrontación entre lo estético y lo emocional. No pretende dar respuestas ni afirmar ideas preconcebidas sobre el concepto de joyería contemporánea, más bien pretende encontrar un cuestionamiento para su proyecto, en el que el cuerpo juega un tema central. Cuerpo visible, cuerpo psicológico, cuerpo físico, ¿qué es visible y qué es íntimo? El autor quiere investigar y descubrir ese lado oscuro de la humanidad, que en muchos casos lleva a la destrucción y brutalidad, ya sea psicológica o física.

Egresado de la Academia de San Carlos, Jorge Manilla cursa la carrera de Joyería y Platería en la Escuela de Artesanía y Diseño del INBA (Instituto Nacional de Bellas Artes), México. En una búsqueda de significados de su quehacer creativo, se traslada a Bélgica, país en el que radica desde hace doce años y estudia Escultura en la Escuela Superior de Gante. Posteriormente obtiene el grado de Master en Diseño de Joyas en la Academia Karel de Grote en Amberes, Bélgica.

Su trabajo ha sido expuesto en museos y galerías en toda Europa y otras partes del mundo como Asia, USA y México. El año 2011 obtiene el importantísimo Premio de Diseño Henry Van de Velde Awards, siendo nombrado Diseñador Joven Talento del Año. 

Manilla es representado por importantes galerías y corredores de arte en Bélgica, Suiza, USA y los Países Bajos. Actualmente es Profesor en diferentes universidades y academias de arte y diseño alrededor del mundo, también trabaja como investigador en su proyecto de doctorado  en la Real Academia de Bellas Artes en la ciudad de Amberes.

Página web de Jorge Manilla


Microcapsula de "No hay nada que temer" de Jorge Manilla en The Grey Square from The Grey Square on Vimeo.

Catálogo digital de la exposición "No hay nada que temer" de Jorge Manilla: 

sábado, 6 de febrero de 2016

Senars i escarsers de Benxamín Álvarez, Xesco Mercé y Marc Vilallonga






































Cuando un artista prepara una exposición, tal vez de forma inconscientemente inercial, intenta dar a su conjunto de obras un sentido global que quizás particularmente no necesitan. Este intento o pretensión unificadora puede recibir varios nombres: estilo, voz propia, coherencia estética o cualquier otra memez por el estilo, valga la redundáncia. Pero siempre hay una pieza, o dos, que irremediablemente se escapan de la norma impuesta. Cuadros indómitos, fotografías atravesadas o esculturas que no casan ni con su propio molde. Toda esta producción rebelde tiene para el propio artista una atracción extraña e inquietante.

Pasa lo contrario cuando el artista prepara una obra singular para lo que se ha denominado tradicionalmente "exposición colectiva" y que, últimamente, pasa por ser poco más que la selección directa de esa nueva figura del mundo de la creación llamada, según proceda, "comisario" o "curador". En este tipo de trabajos el artista suele soltarse un poco más ya que, más que querer acoplarse dócilmente al tema general de la muestra o el concepto ininteligible con el curator de turno ha bautizado todo el invento, lo que quiere es marcar territorio, ser lo más diferente posible de la previsible homogeneidad que el epígrafe correspondiente desea.

Si un artista reúne, de forma más o menos casual (puesto que al azar, como sabían los surrealistas, es arma poderosa) o, si se quiere, más que menos intencionada, todos estos trabajos pueden conformar un verdadero catálogo de sorpresas y de contradicciones. Puede resultar que todos aquellos que creemos lobos solitarios configuren una manada feroz o, por el contrario, que aquellos que creemos evidencias plásticas de nuestra autoría, no encajen entre sí ni aplicando la voluble lógica de los sueños.

Los tres artistas de La Xina A.R.T., Benxamín Álvarez, Xesco Mercé y Marc Vilallonga, han querido seguir la premisa circense del "más difícil todavía" y han puesto en el mismo saco, es decir, en la galería The Grey Square, sus particulares creaciones más inclasificables, pero las han mezclado entre ellas como un cóctel bondiano, conformando un caleidoscopio desprovisto de títulos (títulos de propiedad, en definitiva) que invita al visitante a un travieso juego de atribuciones y desencuentros: "Senars i escarsers".

sábado, 23 de enero de 2016

VI de Raúl Hernández






































Desde la aprobación de la Ley de Seguridad Ciudadana, el 26 de marzo de 2015, nuestra libertad de expresión se ha visto recortada en aras del bien común. Es curioso constatar como ésta ley amplia la censura que nos auto-imponemos en nuestras sociedades, intentando ser lo más políticamente correctos. Es impensable decir o hacer algunas cosas por miedo a no ser aceptados socialmente.

Pero esto se ve ampliado desde los estamentos políticos que en "beneficio" de evitar posibles conflictos contra el poder establecido, aún imponen leyes para cortar las voces de los ciudadanos contrarios al funcionamiento del mismo. 

Raúl Hernández presenta su última obra basada en la re-interpretación de la imagen pública de una persona. 

Una reflexión sobre el efecto de la exposición a los medios, la respuesta del público y la reciprocidad de éste hacia el personaje, así como la libertad de expresión y los limites de la misma.



Microcapsula de "IV" de Raúl Hernández en The Grey Square from The Grey Square on Vimeo.